Skip to content

Las huellas de dinosaurios fosilizadas son comunes en el valle del río Connecticut. En 1927, cuando Belle Skinner cambió la entrada de Wistariahurst de la calle de Pine a la calle de Cabot, ella también agregó un gran camino de entrada en forma de U pavimentado en losas de piedra con huellas de dinosaurios fosilizadas y marcas de ondas.

Las losas de lutita todavía se pueden ver en el camino (ya no se utiliza) de Wistariahurst. Aunque muchas de las vías se han desgastado con el paso del tiempo, algunas se han mantenido a salvo de los elementos bajo la porte cochère y pueden ser fácilmente identificados por los huéspedes.

El tipo de huellas son Eubrontes (el nombre se refiere a la huella, no al dinosaurio que las hizo) y datan de la Edad Jurásica, hace aproximadamente 180 millones de años. Otras piedras presentan claras marcas onduladas, restos fosilizados de las antiguas orillas del lago que definían la región en el momento.

Volver arriba